"A través de la puerta de la muerte se llega a la verdadera vida"

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Artes Marciales y Legitima Defensa en el Código Penal Español.

Por Ginés Ruiz Adame.
Licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla y practicante de Artes Marciales.

Apartados del estudio:

1. Introducción.
2. Legitima defensa en el Código Penal español.
3. Ambito de la Legitima defensa.
4. Supuestos especiales:
-Participación en riñas.
-Defensa ante incapaces y menores.
-Defensa frente a la autoridad y sus agentes.
-Estudio especial sobre la proporcionalidad.
5. Aspectos procesales de la Legitima de defensa.


1. Introducción.
En este estudio vamos a explicar qué se entiende por legitima defensa y el modo en que los conocimientos sobre artes marciales con o sin armas puede influir en ella. Es necesario comenzar dando una definición general acerca de qué se entiende por LEGITIMA DEFENSA (en adelante LD).

Podemos entender LD como aquél “conjunto de circunstancias que eximen de responsabilidad por la comisión de un hecho, que de otro modo sería considerado delictivo”. Parece claro que el concepto de LD va fuertemente unido al de delito por lo que se hace necesario comprender la relación existente entre ambos para lo cual vamos a ver cuales son los elementos del DELITO.

Los estudiosos del derecho han definido el delito como una acción injusta y culpable, recogida y castigada por la Ley. Son estos los caracteres que definen al delito, de modo que la falta de alguno de ellos traerá como consecuencia la exención de responsabilidad, y es precisamente de este modo como actúa la LD, la cual se considera como una causa de justificación.

Hemos visto como el primer elemento del delito es, QUE SE TRATE DE UNA ACCIÓN INJUSTA. Pues bien, cuando obramos en LD la acción pasa a justificarse, y de este modo el delito DESAPARECE. La razón de esto es la siguiente: Se considera que una acción es injusta cuando daña los derechos de otra persona. Pero en situación de LD nos hayamos en la circunstancia de que nuestros propios derechos o los de una tercera persona, están siendo puestos en peligro de forma injustificada, y en este trance la Ley reacciona PERMITIENDO QUE LA PERSONA AGREDIDA PUEDA DEFENDERSE AÚN A COSTA DE LESIONAR LOS DERECHOS AJENOS.


No hay comentarios: